Puntos a considerar a la hora de elegir la sillita para el auto

Como todas sabemos, es de gran imprudencia llevar al bebé en brazos mientras se viaja en auto, en caso de una frenada brusca o de un accidente, el bebé adquiere una fuerza de tracción tan alta que no será posible retenerlo. Incluso si el vehículo no está corriendo a gran velocidad, la criatura se puede golpear con lo que tenga en su camino, con una fuerza de 17 veces su propio peso.

Entonces, lo ideal a la hora de salir en auto con el bebé o el peque de la casa, es contar con una sillita infantil en el vehículo. Para evitar accidentes y lesiones, lo recomendado es que los niños menores de 10 años viajen en el asiento trasero del vehículo y con la retención infantil correspondiente.

A la hora de decidirnos por un modelo de silla para el auto, hay que tener en consideración el peso y talla de la criatura, este es un punto muy importante que puede llegar a ser determinante a la hora de protegerlo contra un accidente. Hay que tener en cuenta que un sistema de retención infantil (SRI) no es solamente un accesorio para el auto, sino que es un elemento esencial a la hora de transportar y proteger a los niños, de la manera más segura dentro de un vehículo.

¿Cuáles son los puntos a considerar?

1. El peso de la criatura. Todas las sillas para vehículos, están clasificadas según este punto, con rangos precisos de utilización.
2. El sistema de anclaje con el que cuenta nuestro vehículo.

Tipos de categorías

Cuando vayas a elegir la silla para tu hijo, te vas a encontrar con muchos modelos que variarán según la edad y el peso. Por ejemplo, para los recién nacidos hasta los 15 meses, se utiliza el modelo “huevito” que le antecede a la “butaca” que es la ideal hasta los cuatro años o los 18 kilos.

El “elevador con respaldo” es la siguiente categoría, para niños entre cuatro y seis años y un tope de 25 kilos. Esta categoría ya le permite al niño a utilizar el cinturón de seguridad del vehículo. Y por último nos encontramos con el “booster”, para los más grandecitos.

Antes de comprar…

Siempre antes de decidirnos por una sillita para el auto, debemos realizar una instalación de prueba antes de la compra final. Así se podrá evitar problemas como asientos que no se adaptan a la sillita o peor aún, una sillita que no se adapta al usuario.

También hay que fijarse en la etiqueta o rótulo que cada sillita debe llevar en la parte trasera o en la base y se reconoce fácilmente por su color naranja. En dicha etiqueta se deben ver todas las características del producto.

¿Hasta cuando se deben utilizar los SRI?

Desde el nacimiento hasta que el niño llegue a una altura de 1,50 m o un peso de hasta 36 kilos, siempre adecuando la silla según el rango de peso del usuario.